EL MAL COMO ANTITEODICEA: INTERROGANTES SECULARES Y RESPUESTAS TEOLÓGICAS CONTEMPORÁNEAS (CURSO I y II - SEMESTRE 2)

Profesor Dr. Quílez Fajardo

El misterio del mal parece cuestiona intelectual y existencialmente las verdades más nucleares de nuestra fe. En efecto, su universal y devastadora presencia, en sus múltiples y lacerantes manifestaciones, se erige como un exceso de sinsentido, “roca del ateísmo” frente al amor misericordioso y providente de Dios, además confesado como todopoderoso y creador. Especialmente el cristianismo, religión del Logos Encarnado, debe con humildad, pero determinación, elaborar un discurso que, en última instancia devendrá cristología, estaurología y escatología pues sólo desde esas claves se ilumina el misterio de lo humano. Claudicar al silencio o remitirse a la mera praxis solidaria sería debilitar nuestra fe y absolutizar el problema.

Bibliografía:

BONETE PERALES, E. (ed.), La maldad. Raíces antropológicas, implicaciones filosóficas y efectos sociales, Cátedra, Madrid, 2017.

ESTRADA, J.A., La imposible teodicea, Trotta, Madrid, 2003.

GALINDO RODRIGO, J.A., Dios y el sufrimiento humano. Preguntas y respuestas sobre el problema del mal, Encuentro, Madrid, 2008.

GELABERT BALLESTER, M., “El mal como estigma teológico”, Moralia 22 (1999).

“¿Un Dios chapucero? A vueltas con el problema del mal”, Teología Espiritual 167 (2012).

JONAS, H., Pensar sobre Dios y otros ensayos, Herder, Barcelona 1998.

KREINER, A., Dios en el sufrimiento, Herder, Barcelona 2007.

NEUSCH, M., El enigma del mal, Sal Terrae, Santander 2010.